Koločep. Croacia

 

Koločep es la isla más meridional de las Elaphiti y se conoce localmente como «Kalamota». Cubierta por un gran bosque de pinos centenarios y extensos jardines en los que crecen olivos, naranjos, limoneros y plantas aromáticas, todo ello rodeado de preciosas playas al más puro estilo mediterráneo. Uno de los lugares preferidos por los vecinos de Dubrovnik para pasar un agradable día de excursión.

Hay dos parques naturales en Kolocep: Donje Celo al norte de la isla y Gornje Celo al sur, ambos conectados por una carretera que pasa también por el único núcleo de población, el puerto de Kolocep.

 

 

 

 

 

 

 

 

Lopud. Croacia.

Ninguna otra isla croata contiene tantos monumentos sacros e históricos en un espacio tan pequeño. En su época de mayor esplendor, llegó a haber en la isla más de 30 iglesias, varios monasterios y muchos más habitantes que en la actualidad, que son apenas unos centenares.

Lopud era la capital veraniega de la nobleza de la Republica Ragusea, con casas de piedra rodeadas por palmas y cipreses. Todo un oasis de tranquilidad que todavía hoy día se respira. Con tan solo salir de la zona de playa, nos adentramos en el silencio de las callejuelas y en el agreste paisaje mediterráneo.
  

Šipan. Croacia

La isla de Šipan o Giuppana es la de mayor tamaño de las Islas Elaphitis, pertenecientes a Croacia. Con tan solo 500 habitantes, su tranquilidad sólo es interrumpida por aquellos turistas que buscamos deleitarnos con esta pequeña joya del adriático.

Cuenta con dos pequeños puertos situados en las dos únicas bahías de la isla: Sudurad, donde atraca el ferry, y Šipanska Luka, de ambiente todavía mucho más recogido y tranquilo. Una carretera estrecha de 5 kilómetros conecta ambas poblaciones atravesando un maravilloso paisaje compuesto por cipreses, limoneros, pequeñas iglesias y bonitas casas de campo que fueron en su día las residencias de verano de los ciudadanos más ricos de Dubrovnik y hoy en su mayoría han sido compradas por extranjeros.

El centro de la isla está ocupado por un fértil valle, Šipansko Polje, donde se cultivan viñedos y se levantan viejas fincas llenas de olivos, higueras y otros árboles mediterráneos.

 

_DSC4817

 

 

_DSC4820