Escenas bajo el mar III

Otro verano que acaba con ese sabor a mar que me trae cada agosto, con esas imágenes de agua, luz y sombras que disfruto tomando cada año. Estas son algunas de esas escenas bajo el mar, que transcurren en un instante, en un incesante movimiento en el que todo va cambiando y transformándose alrededor.

Escenas bajo el mar II

Un verano más, vuelvo a disfrutar de fotografiar esos momentos bajo el agua, llenos de escenas únicas e irrepetibles, cambiantes con cada movimiento del agua y de la luz. En ese baile de olas nos encontramos llenos de calma, como en mitad de una nada ingrávida.

Me quedo con estos recuerdos, a la espera de un nuevo agosto, en el que reencontrarnos con el mar.

Paisajes de Calblanque

Tan solo un pequeño paseo por las dunas fósiles y acantilados de Calblanque bastan para encontrar paisajes tan bellos como cambiantes. Cada visita a este parque natural es un encuentro con la naturaleza, y con las formas del viento, del agua y de la roca. Los colores de la tierra se abren paso por las grietas de la montaña, formando ríos que se lleva la erosión, mezclándose en los pies en forma de arena. Cada escena es única.



Zeneta. El rincón más bello de Cabo de Palos.

Por la orillita del puerto de Cabo de Palos llegamos a este apacible y entrañable lugar que es Zeneta, con sus casas antiguas, sus puertas que casi tocan el mar, su pequeña playa de aguas tranquilas…un precioso lugar por el que adoro pasear y fotografiar cada detalle. Espero que te guste tanto como a mí.

 

 

 

 

Zeneta

 

 

 

Zeneta

 

 

Zeneta

 

 

Processed with VSCO with c1 preset

 

 

Zeneta

 

 

 

Zeneta

 

 

 

Zeneta

 

 

 

img_3243

 

 

 

 

 

 

Paraísos de Murcia (III): Las calas vírgenes de Mazarrón y Bolnuevo.

8 kilómetros de calas vírgenes

Desde la localidad de Bolnuevo en Mazarrón, parte una pista que nos lleva hasta Percheles a lo largo de 8 kilómetros (ida), cuyo paisaje transcurre entre pequeños acantilados y calas nudistas. Aquí tienes descrito el recorrido, que parte desde Puntabela, donde finaliza la zona urbanizada de Bolnuevo.

 

Cala del Rincón y de Piedra Mala

El nombre de Piedra Mala ya nos indica lo que vamos a encontrar: muchas rocas y poca arena, lo que dificulta encontrar un rinconcito para estar fuera del agua.

En estas calas resguardadas por la roca, se crean espacios de aguas tranquilas a modo de piscinas naturales en las que nadar tranquilamente. El agua poco profunda y cristalina hacen de este lugar un auténtico paraíso del snorkel.

En las fotografías que hoy te muestro, el día, sin apenas viento y soleado, dejaba un mar transparente dibujado por pequeñas corrientes.

 

_DSC2739-2

 

 

 

_DSC2745

 

 

 

_DSC2758-3

 

 

 

_DSC2742-3

 

 

 

_DSC2807-2

 

 

 

_DSC2987

 

Por la pista de tierra podían acceder vehículos hasta este verano, cuya restricción se ha aplicado para preservar este entorno natural. Por tanto, podemos recorrerla caminando o en BTT, lo que nos brinda mayor oportunidad de disfrutar el paisaje. En esta época de verano, hay que llevar cuidado en las horas centrales del día, llevar bastante protección solar y agua en abundancia. Lo ideal es hacerlo a primerísima hora de la mañana para no sufrir por el calor.

Esta ruta forma parte del GR-92, el Sendero del Mediterráneo, que recorre la costa de nuestra región y del cual te hablé en este post

 

_DSC2789-2 copia

 

 

_DSC2837

 

 

_DSC2817-2

 

 

Playa Cueva de Lobos

_DSC2860

Tras recorrer las primeras zonas de calas de nuestro camino, llegamos a Cueva de Lobos, la primera playa nudista que se declaró en España como tal, hace más de 30 años. Playa pedregosa y de agua cristalina en la que parte un estupendo baño o practicar snorkel. Enfrente, la isla de Cueva Lobos, donde sorprendentemente podían verse focas monje hace allá por los años 60.

 

_DSC2883

 

 

 

_DSC2962

 

 

 

_DSC2954-2

 

 

Playa Amarilla

_DSC2931

 

Esta pequeña cala pedregosa se ha convertido, al igual que las colindantes, en un reducto en el que practicar el nudismo tranquilamente, lejos de aglomeraciones. Se encuentra separada de Cueva de Lobos por un desprendimiento de rocas, aunque con cuidado podemos sortearlo. Al igual que la anterior, presenta formaciones rocosas producto de la erosión, con un color amarillo muy llamativo.

 

_DSC2898

 

 

 

_DSC2891-2

 

 

_DSC2909

 

 

 

_DSC2923

 

Cala Leño y Cala Desnuda

Continuamos nuestro paseo por el precioso GR-92 de la Sierra de las Moreras, para llegar hasta Cala Leño y Cala Desnuda, de las que ya te hablé en esta entrada.

Recorrimos acantilados y  playas casi desiertas. Nos encontramos con un viejo pescador, en sus labores tan apaciblemente. También encontramos a unos hippies con su furgo, instalados lejos de las miradas.

 

 

 

Playa del Ballenato

_DSC2532

 

Grandes cantos y arena negra forman esta playa solitaria. La vegetación llega hasta la misma playa y sus grandes piedras dificultan el camino. No hay otro sonido que el de las olas haciendo rodar los cantos, produciendo un estruendo casi hipnótico. Encontramos este pequeño paraíso todavía virgen, sin atisbo de civilización.

Este es un lugar mucho menos transitado y agreste, al que se puede llegar desde el parking de Percheles y bordeando los acantilados.

 

_DSC2547

 

_DSC2584

 

_DSC2613-2

 

_DSC2579

 

_DSC2591

Te dejo aquí la entrada del blog Los Pies en la Tierra por si te interesa saber más sobre esta zona.

¡Hasta la próxima entrada!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Koločep. Croacia

 

Koločep es la isla más meridional de las Elaphiti y se conoce localmente como «Kalamota». Cubierta por un gran bosque de pinos centenarios y extensos jardines en los que crecen olivos, naranjos, limoneros y plantas aromáticas, todo ello rodeado de preciosas playas al más puro estilo mediterráneo. Uno de los lugares preferidos por los vecinos de Dubrovnik para pasar un agradable día de excursión.

Hay dos parques naturales en Kolocep: Donje Celo al norte de la isla y Gornje Celo al sur, ambos conectados por una carretera que pasa también por el único núcleo de población, el puerto de Kolocep.

 

 

 

 

 

 

 

 

Lopud. Croacia.

Ninguna otra isla croata contiene tantos monumentos sacros e históricos en un espacio tan pequeño. En su época de mayor esplendor, llegó a haber en la isla más de 30 iglesias, varios monasterios y muchos más habitantes que en la actualidad, que son apenas unos centenares.

Lopud era la capital veraniega de la nobleza de la Republica Ragusea, con casas de piedra rodeadas por palmas y cipreses. Todo un oasis de tranquilidad que todavía hoy día se respira. Con tan solo salir de la zona de playa, nos adentramos en el silencio de las callejuelas y en el agreste paisaje mediterráneo.
  

Šipan. Croacia

La isla de Šipan o Giuppana es la de mayor tamaño de las Islas Elaphitis, pertenecientes a Croacia. Con tan solo 500 habitantes, su tranquilidad sólo es interrumpida por aquellos turistas que buscamos deleitarnos con esta pequeña joya del adriático.

Cuenta con dos pequeños puertos situados en las dos únicas bahías de la isla: Sudurad, donde atraca el ferry, y Šipanska Luka, de ambiente todavía mucho más recogido y tranquilo. Una carretera estrecha de 5 kilómetros conecta ambas poblaciones atravesando un maravilloso paisaje compuesto por cipreses, limoneros, pequeñas iglesias y bonitas casas de campo que fueron en su día las residencias de verano de los ciudadanos más ricos de Dubrovnik y hoy en su mayoría han sido compradas por extranjeros.

El centro de la isla está ocupado por un fértil valle, Šipansko Polje, donde se cultivan viñedos y se levantan viejas fincas llenas de olivos, higueras y otros árboles mediterráneos.

 

_DSC4817

 

 

_DSC4820