A vista de pájaro: el Valle de Ricote

Llamado también el Valle Morisco por ser el último reducto de los árabes en España, el Valle de Ricote es un vergel casi desconocido. Bañado por las aguas del Río Segura, se convierte en un humedal rodeado de huerta y palmerales, todo un espectáculo paisajístico.

De su historia musulmana quedan aún numerosos vestigios, de algunos de ellos ya te hablé en la entrada de la Senda de los Moriscos.

La excursión de hoy transcurre por el paraje de la Navela hasta el pico Solvente, en una ruta circular bastante sencilla y de una belleza especial.

 

Ricote-pico solvente-4

 

Contemplamos el Azud de Ojós, humedal que forma parte de los espacios naturales ZEPA desde el cual puede realizarse avistamiento de aves. Al fondo, la localidad de Blanca.

 

Ricote-pico solvente-6

 

 

 

Ricote-pico solvente-22

 

 

 

Castillo de Ricote y su impresionante panorámica. La localidad de Ricote queda bajo su umbría, desde donde parte la senda de los Moriscos.

 

Ricote-pico solvente-14

 

El verdor del valle contrasta con lo agreste de sus montañas, paisaje de badlands con paredes escarpadas en las que apenas crece la vegetación.

 

Ricote-pico solvente-17

 

La localidad de Ojós aparece en nuestro recorrido hacia el Solvente.

 

Ricote-pico solvente-24

 

Nuestro particular «púlpito» no apto para vertiginosos. Todo un espectáculo contemplar la inmensidad del valle desde la cresta del Solvente.

 

Ricote-pico solvente-26

 

Puedes ver la ruta que realizamos aquí. Si no tienes experiencia montañera, puedes realizar la ruta que nos proponen desde el Consorcio turístico del Valle de Ricote, apta para todos los públicos, cuyo itinerario puedes descargar en este enlace.

Hasta la próxima entrada.

Fortalezas de Cabo Tiñoso

 

Hoy damos un paseo por Cabo Tiñoso, un recorrido lleno de emblemas militares, cañones y fortalezas que miran hacia el Mediterráneo. Sus tres fortalezas (Atalayón, Castillitos y El Jorel) nos hacen detenernos a explorar cada uno de sus rincones.

Si te apetece descubrir este lugar tan singular de la costa de Cartagena, aquí tienes cómo llegar.  Hasta la próxima entrada.

 

Cañones Vickers, Castillitos

Cañones Vickers, Castillitos

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Batería El Jorel

Batería El Jorel

 

 

Un Paseo de Color

 

Los colores de la primavera han estallado en todo su esplendor en los campos y montañas de Murcia. Hoy te traigo unas fotografías de nuestro paseo por Cieza, en el que nos llenamos los pulmones de aromas a mil flores. Con este paisaje, ¿como no va uno a volver cargado de energía?

Hasta la próxima entrada.

 

_DSC4581_opt

 

 

 

_DSC4597_opt

 

 

 

_DSC4603_opt

 

 

 

_DSC4609-2_opt

 

 

 

_DSC4622_opt

 

 

 

_DSC4631_opt

El Gran Árbol. Sierra de Baza.

Entre los bosques de esta preciosa sierra, se esconde un árbol centenario llamado el «Pino Señora». Su enorme tamaño lo descubre entre el resto de árboles del bosque, dejándonos asombrados con su manera de elevarse hacia el cielo, enroscándose sobre sí mismo.

Todo un monumento natural que podemos visitar en nuestra ruta hacia los picos más emblemáticos de la sierra, como el Picón de Gor o el Santa Bárbara. Aquí puedes ver un ejemplo de ruta en la que descubrir este ejemplar único.

Te dejo con algunas fotografías de nuestro paseo por los bosques de la Sierra de Baza. Sus formas y contrastes acompañaron nuestro recorrido, levantaban nuestra mirada y nos llenaban de su energía centenaria.

Hasta la próxima entrada.

 

 

DCIM100GOPROGOPR0331.JPG

 

 

 

 

DCIM100GOPROGOPR0333.JPG

 

 

 

DCIM100GOPROGOPR0311.JPG

 

 

 

DCIM100GOPROGOPR0342.JPG

Paseos de Invierno

El invierno se cernía sobre la Sierra del Segura, en una mañana en la que el frío nos calaba los huesos. Por las calles del albaceteño pueblo de Bogarra, hasta la niebla se iba colando por sus estrechas callejuelas de piedra.

 

unadjustednonraw_thumb_1924

 

 

 

unadjustednonraw_thumb_191d

 

 

 

unadjustednonraw_thumb_192b

 

Subíamos por la umbría, en nuestra ascensión al pico del El Padrastro. La montaña, repleta de agua que manaba por cada rincón, brillaba resplandeciente. Árboles y musgos relucían de vivo verdor.

 

img_3829

 

 

 

unadjustednonraw_thumb_1930

 

Hasta un paseo de esculturas de piedra y roca nos sorprendió en nuestro recorrido por el cauce del Batán.

 

img_3854

Este lugar es considerado como uno de los parajes naturales más bellos de Albacete. Sus senderos nos llevan hasta alturas de 1500 metros (Picos del Padrastro y Picayo). Recorren ríos y cascadas, como el salto del Batán. Nos permiten contemplar tanto esculturas de la naturaleza (los Dientes del Diablo o la Cueva de la Mora) como del hombre (ruta de las esculturas en el Sendero del Caz del Molino). Y como no, la emblemática Esfinge de Haches y su Torre.

Te animo a descubrir los rincones de esta preciosa Sierra.

Hasta la próxima entrada.

La Casa abandonada del Puerto.

 

Hoy te traigo una mini entrada fotográfica. Haciendo la ruta de las trincheras por El Valle que puedes ver aquí, nos topamos con la casa abandonada de Juan Melgarejo. Un palacete con una bella alberca que no se resistió a ser objeto de nuestras cámaras. Espero que te guste.

 

_DSC2325

 

 

_DSC2335

 

 

 

_DSC2327

 

 

 

_DSC2348

 

 

 

_DSC2346

 

 

 

_DSC2338

 

 

 

_DSC2341-2

 

 

 

_DSC2345

 

 

 

_DSC2353

Cuevas de Zaen y Bajil. Caminando por la Prehistoria de la Región de Murcia.

 

Hace unos días tuve la oportunidad de adentrarme en el pasado ancestral de nuestra región con la compañía del Club Senderista Molinense.

Pepe, nuestro guía, nos llevó por un  recorrido repleto de impresionantes cuevas, dólmenes funerarios y restos de poblados neolíticos. Un día fabuloso para la fotografía, cuyos resultados te muestro en la entrada de hoy. Espero que te guste.

 

 

_dsc4434

De izquierda a derecha, Pepe, Paco, Toñi y el presidente del club, Jesús. Una compañía inmejorable.

 

El paraje del Calar de las Cuevas de Zaén y Bajil se ubica en el Campo de San Juan, comarca de Moratalla. Este singular paraje tiene un gran interés paleontológico y geológico, ya que forma parte de la antigua conexión entre el Atlántico y el Mediterráneo, el denominado Estrecho Norbético. Un estrecho por el que transcurría el mar y que hoy día mantiene numerosos vestigios de dicha época. Fósiles, grutas y formaciones rocosas, otorgan a este espacio natural la denominación de Lugar de Interés Geológico de escala nacional. Si quieres conocer más sobre esta ruta, te invito a leer el artículo que escribí para Me Encanta Murcia, en el que descubrirás más de esta región y cómo llegar.

 

_dsc4405

Las Cuevas de Zaen, en plena ladera de la montaña

 

 

 

_dsc4360

Buscando los restos del poblado neolítico de Bajil, en el Cerro de las Víboras.

 

 

 

_dsc4431

Asomándonos al Campo de San Juan

 

Las Cuevas de Zaen se asoman peligrosamente a la montaña. Se nos antojan majestuosas, tan inmensas. Vemos la erosión del agua, que va marcando sus formas y colores. Los árboles y plantas se atreven a colarse entre sus rendijas. Un escenario sin igual que nos hace también de mirador del Campo de San Juan, su llanura y sus montañas, hasta donde la vista se pierde.

 

_dsc4428

 

 

 

_dsc4443-2

 

 

 

_dsc4423

 

 

 

_dsc4413

 

 

 

_dsc4394

 

 

 

_dsc4393

 

 

 

_dsc4392

 

Hasta la próxima entrada.

 

Asomarse al Mar

 Hace unos días salí de excursión con mi buena amiga Laura, que no tuvo más remedio que hacer de modelo para los paisajes que normalmente aparecen tan solitarios en mis fotos. Caminamos por el precioso GR-92 de la Sierra de las Moreras, partiendo desde Bolnuevo hasta Cala Leño y Cala Desnuda.

Recorrimos acantilados y  playas casi desiertas. Nos encontramos con un viejo pescador, en sus labores tan apaciblemente. También encontramos a unos hippies con su furgo, instalados lejos de las miradas. Y nos asomamos al mar, en cada uno de sus balcones, aquellos que ha ido forjando la naturaleza en los acantilados, dejándonos con la sensación de ser afortunadas por vivir rodeadas de lugares como estos.
 

_DSC3082

 

 

 

_DSC3105

 

 

 

_DSC3108

 

 

 

_DSC3121

 

 

 

_DSC3126

 

 

 

_DSC3130

 

 

 

_DSC3156

 

 

 

_DSC3163

 

 

 

_DSC3184-2

 

 

 

_DSC3181

 

 

Durmiendo en La Sagra. Una noche bajo las estrellas.

 

La Sagra es una montaña especial. Para los murcianos a los que nos gusta andar por el monte es nuestra pequeña joya del senderismo. Y es que su altura y su elevado desnivel hacen que la ascensión sea un reto vertiginoso.

Esta excursión tuvo un aliciente extra: quedarnos a dormir en su cima a 2.383m, tan solo con el saco de dormir y un gran manto de estrellas.

Con la mochila a cuestas y un peso considerable, comenzamos la ascensión al final de la tarde para acabar contemplando un precioso atardecer.  Observamos desde lo alto cómo se esconde el sol allá en el horizonte, regalándonos hasta el último rayo sin que nada se interponga en su camino.

Disfrutamos de una estupenda cena casera y hasta brindamos con una copa de vino que supo como el mejor, con trazas de aventura y buena compañía. A la noche, sólo el sonido del viento que más tarde tornó en silencio, las estrellas inmensas y una tenue luna que las acompañaba.

Mi cámara no pudo captar las estrellas, pero sí estos bonitos momentos del atardecer y el amanecer.

Hasta la próxima entrada.

 

 

 

_DSC2991-2

 

 

 

_DSC3007

 

 

 

 

_DSC3011

 

 

 

 

_DSC3009

 

 

 

 

_DSC3016

 

 

 

 

_DSC3028

 

 

 

 

_DSC3077-2