Explorando Bali: Sidemen.

En Sidemen nos encontramos en el mismísimo corazón de Bali.
Carreteras interminables, aldeas diminutas, vidas humildes y mucha, mucha naturaleza.

Si Ubud era una zona tranquila, aquí parecía que el turismo ni existía. Nos impregnamos de sus silencios, de sus paisajes de montaña, de la inmensidad de sus bosques. Por supuesto templos y más templos que nos llevarían a las anécdotas más entrañables que recordaremos siempre de este viaje (que puedes ver aquí).

Pero si algo nos llevamos en el recuerdo fueron los encuentros con los vecinos del pueblo… cada día un encuentro se nos grababa en la memoria, con los niños en el trasiego del colegio, con la abuelita y sus nietos, con el tendero de telas, con los bailarines y sus ofrendas…

Pura Lempuyang. El encuentro.

Los templos de Pura Lempuyang se escondían en lo profundo del bosque. Unas escaleras nos señalaban el ascenso hasta el último templo, en un día gris, de viento, niebla y lluvia. Sin nadie más que se animara en este día a hacer la ruta, iniciamos nuestro camino en solitario.  Envueltos en la abrumadora vegetación y con la mente puesta en no resbalarnos, comienza lo que podríamos llamar “el gran encuentro” de nuestro viaje. Por esas mismas escaleras, nos encontramos con el peregrinaje de todo un pueblo que se dirige a su día de ceremonia.

Cestos en la cabeza, bolsas de enseres, unos subían, otros bajaban. Y una constante: las miradas de sorpresa, las risas de la curiosidad, los intentos de comunicación acompañados de gestos, intentos de palabras y más risas.

Los niños se animaban a hablarnos en inglés, a preguntar de dónde éramos. Algunos se detenían para observarnos mejor, o para ofrecernos comida. Queríamos fotografiarlos y también ellos a nosotros. 

Así fue como el día gris se tiñó de mil colores

Explorando Bali: templos.

Pura Ulun Danu Bratan

En el lago que cubre el cráter del volcán Bratán, se encuentra situado el Templo Ulun, uno de los más frecuentados por las familias balinesas. Lo pintoresco de este templo es poder contemplar sus construcciones sobre el mismo lago, además de la cantidad de personas que acuden a participar de las ceremonias. De nuevo nos encontramos siendo de los pocos turistas, incluso se nos acercaban a fotografiarnos.

Pura Lempuyang Lahur: Puertas del cielo

Las puertas del cielo son de los lugares más buscados por los turistas para hacerse una foto. Los lugareños hacían negocio prestándose a hacerte la foto y a ponerte un espejo para reflejar las puertas sobre el suelo como si estuvieran sobre el agua…nada más lejos de la realidad. Pero lo maravilloso de este templo vendría más adelante, en lo alto de la montaña, pues éstas sólo eran sus puertas. Os lo cuento en la próxima entrada 😉

Palacio del agua Tirta Gangga

El agua era el protagonista de este precioso palacio, lleno de plantas exóticas, pequeños templos y senderos de piedra sobre el lago. Los peces, acostumbrados a ser alimentados por los visitantes, han alcanzado unas dimensiones desorbitadas.

Templo madre Pura Besakih

El templo “madre” de la isla por ser el de mayor tamaño, se extiende formando una red de templos de todos los tamaños, algunos de acceso público, otros privados que pertenecen a familias. Con su entramado de callejuelas, se convierte en una pequeña ciudad dedicada a la memoria de los muertos.

Explorando Bali: Ubud.

Ubud es la ciudad de los artistas. Pintores y artesanos la inundan con sus tiendas y exposiciones. Cualquier estilo es bienvenido. El contraste impresiona: entre su avenida principal, una suerte de jungla de motos, y las callejuelas que de ella se alejan, llenas de una apacible vida. Por esas callejuelas nos fuimos encontrando con el quehacer cotidiano de los balineses, sus sonrisas, su café, sus ceremonias.

bali-00928

Los alrededores de Ubud eran campos de arroz que forman un paisaje silencioso, interrumpido por carreteras ondeantes y sus motos, o por la música de los templos y sus ceremonias. Bares de carretera, campesinos a sus labores, perros que acompañan los paseos y hasta columpios un tanto rudimentarios para hacer las delicias de los turistas.

Una ciudad desordenada y ruidosa que se rodea de la calma de la naturaleza. En la que el tiempo parece detenerse.

bali-02000

bali-02034

Bali. Pura vida.

 

Bali es sumergirse en la naturaleza, caminar por terrazas de arroz interminables, levantar la mirada hacia los árboles centenarios, perderse en la niebla de la selva.

Bali es calma y viento huracanado, la quietud de los campos y el tropel de las cascadas.

Bali es caminar sobre mojado, llenarse la cara de lluvia, dejarse abrazar por el sol.

Pura vida.

 

 

 

 

 

 

 

bali-01386

 

 

Escenas bajo el mar

Hoy, con la lluvia de fondo y mirando de lejos el verano, recuerdo estos momentos flotando en el mismo mar de siempre, el de los agostos, el de la calma, el de las noches estrelladas. Nadando entre claroscuros, burbujas y rayos de sol.

611

9

12

451725273236404349

3

 

Continuamos descendiendo con el Segura, las montañas han ido dejando paso a pequeñas colinas y campos interminables que se visten de tonos áridos. El camino transcurre alejado del cauce, que sólo encontramos a su llegada al pantano del Cenajo. En estas etapas de invierno hay silencio, paz, la naturaleza casi dormida nos deja tan solo el sonido del viento y de nuestras pisadas.

 

 

 

segura-33.jpg

 

 

 

 

 

 

 

segura-30.jpg

 

 

 

segura-28

 

 

 

segura-5

 

 

 

segura-29

 

 

 

segura-27

Sobrepasando los 2000m nos encontramos con la Guillimona, una pequeña sierra situada entre la Sagra y la Sierra de las Cabras, perteneciente a la provincia de Granada. Una ruta preciosa para iniciarse en la nieve y también para entrar en contacto con algunas adversidades climatológicas, pues esta sierra casi siempre pone su toque de adrenalina con fuertes ventiscas o nieblas impenetrables. En este día nos tocó viento, aunque con la fortuna de disfrutar de un sol espléndido y unas vistas que alcanzaban hasta la mismísima Sierra Nevada.

Durante el descenso por la cara norte, tuvimos bastante espesor de nieve, hundiéndonos hasta las rodillas y haciéndonos caer rodando cuales croquetas. Diversión no nos faltó.

 

guillimona

 

 

 

guillimona-11

 

 

 

guillimona-20

 

Además, esta ruta tiene el aliciente de poder disfrutar de algunos ejemplares de pinos laricios centenarios. Todo un espectáculo.

 

guillimona-6

 

 

 

guillimona-8

 

 

 

guillimona-40

 

 

 

guillimona-41

 

Puedes ver un ejemplo de ruta aquí, en nuestro caso partimos desde el Pinar de Araceli y llegamos hasta La Vidriera. Si tienes ansia viva de nieve esta ruta es para tí 😀

Hasta la próxima entrada.

El pasado mes de octubre el Club Senderista Molinense inició un proyecto muy especial, el de recorrer el Río Segura desde su nacimiento hasta su desembocadura, en 17 etapas y más de 300km. Una ruta que recorre diferentes sierras, pueblos y paisajes cambiantes al paso de las estaciones.

Las etapas de otoño tuvieron un colorido muy especial, por doradas veredas serpenteantes que marcan la pista del río. Desde su nacimiento en Santiago-Pontones (Jaén) hasta el precioso pueblo de Letur (Albacete), poco a poco fuimos dando paso a escenarios más invernales, en los que los árboles perdieron sus hojas y caminamos por campos despoblados y áridos.

Aquí te dejo unas fotografías de las etapas que he podido disfrutar en la estupenda compañía de este club. Seguiremos avanzando en nuevas etapas. ¡Hasta la próxima!

 

Segura3

 

 

Segura5

 

 

 

Segura4

 

 

 

Segura6

 

 

 

 

 

 

Segura7

 

 

 

Segura invierno-1-31

 

 

 

Segura invierno-1-30

 

 

 

Segura invierno-1-5

 

 

 

Segura invierno-1-13

 

 

 

Segura invierno-1-24

 

 

 

Segura invierno-1-23

 

 

 

Segura invierno-1-19

El ascenso a las cumbres más altas de nuestra región es siempre un aliciente, pues con sus 2000m Revolcadores y sus 2017m Los Obispos, tenemos casi asegurado el andar por nieve y unas impresionantes vistas. El día se nos presentó algo nublado al principio pero ya en la cumbre disfrutamos de un cielo despejado, con un intenso azul, y un sol que nos daba calor en la fría mañana de invierno.

La ruta que tomamos es la que parte desde el pueblo de Cañada de la Cruz, a través de una pequeña rambla. Todo el camino está señalizado con hitos y puedes verlo aquí.

 

Revolcadores_Sara_Pineda

 

 

 

 

 

Revolcadores_Sara_Pineda

 

 

 

Revolcadores_Sara_Pineda

 

 

 

Revolcadores_Sara_Pineda

 

 

 

DSC00208

 

Con el Club Senderista Molinense.

 

DSC00200

 

Primera cumbre, Revolcadores.

 

DSC00222

 

Segunda cumbre, Los Obispos.

 

DSC00230

 

La Sagra imponente en el horizonte, repleta de nieve.

 

Revolcadores_Sara_Pineda

 

Cómo llegar

En Caravaca seguimos por la C-330 en dirección a Barranda, continuamos por esta carretera hasta llegar al cruce del Entredicho y de aquí coguemos la carretera B-23 en dirección El Entredicho y después de 4,5 km del cruce llegaremos a Cañada de la Cruz.
Una vez llegado a Cañada de la Cruz, continuamos por la calle Nueva para después tomar la calle de la Esq. Al finalizar esta calle, comienza una pista de tierra en muy buen estado para el coche, la seguimos y a unos 1.380 metros, llegaremos a un prado con un caserío, donde será el lugar idóneo para dejar el coche y lugar de inicio y finalización de esta ruta de ascenso a Revolcadores.

 

Espero que disfrutes de esta ruta siempre con precaución y con el mayor respeto a la naturaleza. Hasta la próxima entrada.